Escenas de familia

Monstera deliciosa

 

(Pasa mi madre el hilo por el ojo

de la aguja,

tantas veces mirar su pulso firme.)

 

-Ibas de cama en cama preguntando

“¿duermes?”,

(“sí”, decía una voz adormilada,

suave empujón al apartarme)

y vagabas a oscuras por la casa,

un eco de pasitos torpes,

hasta caer rendida en cualquier sitio,

bajo la mesa,

o  aquella planta ¿la recuerdas?

(monstera deliciosa, costilla de Adán,

muerta el año de la helada),

devolverte a tu cama clareando,

cachorrillo enroscado.

¿No te acuerdas?

 

¿No lo recuerdas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s