Poemas para un cuerpo (IV)

de Francis Bacon

de Francis Bacon

 

Era, no era, la visión del mundo,

la común atalaya,

nave imperfecta que hace aguas

o siempre se escora sin dejar la orilla,

siempre sin dejar la orilla,

inclinación dispar de la mirada

hacia las aguas o el arco de luz

que parte el agua.

  

Era, no era, el común lenguaje

(latigazo de un eco de una onda

doble, la vibración de dos voces a la vez),

digo piedra y recibo

un guijarro en la cuenca de mi pecho,

digo casa y escucho

una puerta que se cierra.

Digo todas las palabras que me acosan:

amor, pliegues desplegados,

hombro, cuello, pubis,

ciervo que en el páramo espera

la flecha tan ansiada.

Las digo,

resto de onda que se extingue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s