Poemas para un cuerpo (V)

de Francis Bacon

de Francis Bacon

Sangran las bocas

o es el órgano invisible el que dice

“ya no”

machete que machaca los labios,

cuchillo que desgarra

sin acabar de cortar la pieza.

Hurgar

es trabajo obsesivo

de hurón en la carne, en las venas.

Sangran las bocas y emiten

sonidos interpretables

según coordenadas

en el no-tiempo no-espacio.

Algo que puede ser un alarido

doble y curvo, algo que perturba

la calma o estupor

y alimenta el movimiento

aleatorio de los cuerpos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s