Escucha

Si escucho mis pasos,
si verdaderamente los escucho,
siempre un eco o quizá una resonancia
me persigue

o, quizás, no me persigue, sino que
es inherente al movimiento
dejar una estela, transcurrir
como el cometa
y la cola del cometa
o la rosa y el rastro de su aroma
más sola que ellos,
cercada por la muda compañía
de algo que soy yo o que lo ha sido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s