El esqueleto

Me acuerdo de que mi tío Aurelio, mientras fumaba, jugueteaba con lo que parecía un guijarro. Me encontraba en su casa el día que murió. La casa, enclavada en una hondonada y rodeada de huertos de naranjos, olía a humedad y a madera vieja. Se oía el tic-tac de un reloj y murmullo de gente.…

La visita

Ese día, A. volvió más tarde de lo habitual a casa. Nada más entrar comprendió que algo había sucedido durante su ausencia. La certeza que tenía no se debía a la pluma de pavo real que yacía sobre el suelo del salón junto a una mancha seca de lapislázuli. Tampoco a la sombra del gallo que…

Cuervo y la máquina tragaperras

(Aventura apócrifa del Cuervo de Ted Hughes)             n día Cuervo vio por primera vez en su vida una máquina tragaperras. Atraído por sus luces multicolores, pulsó una tecla y la máquina vomitó una montaña de monedas de oro. “¡Vaya, qué suerte!”, graznó. Inmediatamente pulsó otra tecla y la máquina…

La sala sin pared de Fuentidueña

(Basado libremente en una idea original de Alfonso Rebollo, a quien va dedicado este cuento)             l pasar por el hueco donde estuvo la pared de la sala principal de su casa de Fuentidueña, Alfonso y Elisa experimentaron una punzada de euforia, una ligera ebriedad causada por esa ausencia, ese…

Instrucciones para cruzar una calle

(Homenaje a Cortázar)               i usted observa un espacio más largo que ancho, a cuyos lados se alinean casas, y las dos filas de casa mantienen, más o menos, el mismo espacio de separación independientemente del punto de la fila en que usted se sitúe, con toda seguridad está…