La creación de Adán

Cuando contemplo ese dedo que Dios alarga hacia el indolente Adán, me pregunto qué cualidad en ese instante exacto le transfiere. No pudo ser la Modestia por razones obvias. Podemos desechar la Honestidad: ¿acaso no cubrió de bendiciones a un mentiroso y estafador como Jacob? Descarto la Compasión sin dudarlo: no la mostró durante el…